Premian a Donovan Carrillo con el "Will Sears" en Nueva York

El patinador artístico, Donovan Carrillo, recibió en Nueva York el premio Will Sears a la persistencia en su pasión por este deporte, reconocimiento que describió como un “parteaguas” para su carrera y para México en una entrevista con EFE.

Horas antes de deslizarse por la pista de los Chelsea Piers en una gala presentada por la compañía Ice Theatre of New York, que le entrega el premio, Carrillo hizo una pausa tras el entrenamiento y aseguró sentirse “agradecido por la oportunidad”, que espera que le siga abriendo puertas.

El patinador explicó que tras haber cumplido en febrero su sueño de llegar a unos Juegos Olímpicos de Invierno, su meta es “quedar entre los primeros quince lugares en una competición mundial“, algo que reconoce complicado por el nivel, pero que persigue “con hambre de lograrlo”.

Carrillo, de 22 años, se presentó en la Gran Manzana tras debutar en el Grand Prix de patinaje artístico en Norwood (Massachusetts, EE.UU.) que recordó como una “grata experiencia” a pesar de que los elementos no salieron “como en la práctica“, una autocrítica que le anima a “mejorar esta temporada”.

Y es que el joven deportista, que se convirtió en el primer patinador mexicano en competir en unos Juegos de Invierno en 30 años y tiene una legión de seguidores, dice que intenta hacer “las cosas con gusto” y que “se siente bien que te reconozcan”, pero no olvida “mantener los pies en el piso”.

En ese sentido, reconoció estar disfrutando de la audiencia de Estados Unidos: “El patinaje es un puente para nosotros, los latinos y los mexicanos en todo el mundo, y me siento conectado con ellos. Hay mucha gente que emigró y tiene historias difíciles, con esfuerzo y sacrificios”, explicó.

El finalista olímpico sostuvo que empatiza con esos emigrantes y que la posibilidad de que se identifiquen con él es algo que le motiva a seguir creciendo, a lo que añadió: “El patrón que nos conecta es que los que nos ponemos los límites somos nosotros mismos”.

Además de ese lema, el deportista anima a sus seguidores a “luchar por los sueños”, como hizo aquel niño de Zapopan (México) que logró su sueño de patinar en los últimos 14 años, y “aprovechar las oportunidades a su alcance, aunque no sean las mejores”.

Carrillo, que ya mira a las Olimpiadas de Milán de 2026, asegura que el “tiempo pasa volando” y tiene que crecer al mismo ritmo que su deporte, por lo que sigue un duro entrenamiento de unas 6 o 7 horas diarias, la mitad en pista de hielo, “para cumplir con un nivel deportivo óptimo”.

Paralelo 19, Belén Agsa 28 octubre, 2022
Compartir
Categorías
Archivar

Los Tuzos derrotan 5-1 al "Chorizo Power" en el partido de ida