Puebla derrota a chivas y logra la clasificación a liguilla

 

Fuegos artificiales, un estadio encendido en las tribunas y 90 minutos de intenso fútbol fueron los ingredientes principales para dar inicio al encuentro del repechaje entre Puebla y Guadalajara. El silbatazo inicial sonó en el Cuauhtémoc para dar rienda suelta a las emociones en el primer episodio del encuentro.

Con apenas 7 minutos en el cronómetro, el equipo visitante se adelantó para poner el 1-0, pero los poblanos no bajaron los brazos y en un desborde por parte de Maxi Araújo que se escapaba por la banda izquierda, al entrar al área rojiblanca se le cometió una falta que fue suficiente para decretar la pena máxima.

El encargado de cobrar desde los 11 pasos fue Christian Tabó, quien terminó venciendo a Raúl Gudiño e igualó el marcador al 20'. La intensidad de ambos equipos fue latente en el resto del partido, Pablo Parra, Guillermo Martínez y el mismo Tabó, tuvieron oportunidades de gol pero que no se lograron concretar en los primeros 45 minutos del encuentro.

Para el segundo tiempo, los dirigidos por Nicolás Larcamón salieron a buscar el gol que les diera la ventaja, a pesar de que estuvieron cerca, el gol cayó a favor de los visitantes al 62. Pero el equipo blanquiazul no conoce la palabra 'rendirse'  y el estratega argentino realizó modificaciones para que le presión no se diluyera. Los minutos se consumían y las oportunidades no dejaban de presentarse para los poblanos que seguían insistiendo para llevar el partido a la tanda de penales.

Justo en el último suspiro del partido, un centro llegó desde la banda derecha y en el manchón penal, Lucas Maia, quien había entrado de cambio minutos antes, se levantó de forma extraordinaria para peinar el balón y mandarlo al poste más lejano del arquero rival. Con ese 2-2 culminó el tiempo reglamentario y la tanda de penales sería la forma en la que definiría quien accedería a la liguilla.

Las emociones a flor de piel y el aliento incansable de la afición, acompañaron desde los 11 pasos a cada uno de los enfranjados que retaron al portero rojiblanco. En los 5 penales reglamentarios, se empató con 4 aciertos y 1 fallido para cada equipo, la muerte súbita encendió a las gradas y Antony Silva evitó el gol de los tapatíos, pero Gudiño haría lo mismo por los suyos, el empate persistía y en el último cobro poblano, fue el mismo Lucas Maia quien puso nuevamente el esférico al fondo de la red para darle la ventaja a los enfranjados.

Con un total de 16 penales, el cobrador tapatío aún tenía la posibilidad de igualar las condiciones si lograba anotar, llegó el silbatazo que indicaba el momento que todo el estadio estaba esperando, dónde se definiría el destino de ambos equipos y el ganador del duelo fue dorsal #1, Antony Silva, quien voló a su lado derecho y atajó de forma perfecta el disparo del rival. Con ese manotazo, Silva le daba el pase a su equipo para llegar de lleno a la liguilla del Apertura 2021.

Paralelo19 21 noviembre, 2021
Compartir
Categorías
Archivar


“Mi meta es dejar huella en Cali-Valle 2021”: Pablo Esquivel