Major, primer perro adoptado en vivir en la Casa Blanca

El periódico El Financiero publica que Donald Trump se negó a tener mascotas en la Casa Blanca durante su mandato, pese a lo políticamente redituables que pueden llegar a ser, en tanto que dan votos.

Los perros de Barack Obama, por ejemplo, tenían secretaria y agenda propias, además de que el sitio web de la casa presidencial cuenta con una sección dedicada exclusivamente a sus habitantes caninos.

Con Joe Biden, los perros han regresado a la Casa Blanca, y ahora son dos: Champ, un pastor alemán, y Major -otro pastor alemán-, el segundo que llegó a la familia, el cual fue rescatado por la Asociación Humanitaria de Delaware.

Ver nota completa en El Financiero

Paralelo19 21 enero, 2021
Compartir
Categorías
Archivar

Te dejamos los mejores memes por el día más triste del año